26 nov. 2011

Divagación 3:30am, andando por avenida Rinconada.



Algunos caminos pierden personas
direccionando sus pies por rutas sin borde,
un pensamiento termina por apoderarse de tu nombre,
girando un volante pesado, raspando suela en la tierra,
cuanta oscuridad fuera del camino, rurales sonidos, cielo encendido,
mosquitos pueden venir conmigo aferrados a mi piel,
¿Cuánta sangre me queda?, díganme,
¿Es cierto que me acerco a un rincón de la nada?; algunos caminos pierden personas.

¿Que hago aquí?, descúbrelo cuando el ripio y el barro manchen tus zapatillas,
cuando la urbe sea un par de vulcanizaciones,
cuando aparezcan gatos atropellados en las soleras,
plantaciones de acelga, de lechuga y de papa,
canales de regadío con aguas servidas,
olores campestres, rostros viejos masticando pasas,
-Atención-
un puente oxidado vigila un río radioactivo que baja de una ciudad lejana,
un río podrido con caca,
eucaliptus crecen en pantanos alimentados con cadáveres de vacas flacas
-Cuidado-
en algunas poblaciones la ley se dicta y se escribe entre
/familias
/conocid@s
/ amig@s
/vecin@s
o gente cercana.

Aun queda por ver, por andar,pedalear,
súbete a una bicicleta y cambiemos de ánimo,
rechinemos las ruedas al borde del cerro verde,
majestuoso cerro verde respiraremos tu energía mística,
voy de paso en paso y rueda girando, voy a un rincón de la nada,
cerros pelados bendíganme con un poco de tierra en la cara,
me han contado que de noche el muele piedras se los come de a poco,
cerros cafés secos, paraíso de perros vagabundos, maleza fecunda,
acantilados con historias trágicas, 
 se ve el cementerio abajo de esta curva funesta,
su anfitrión el fantasma del atleta, que pasa corriendo en tu dirección contraria,
habitante de la fauna del camino;
para mí ya es hora de volver, retroceder,
falto poco para llegar a la costa,
pero la noche se sube a los hombros del sol,
saltaran lechuzas de los pinos,
los guarenes gigantes encenderán sus ojos
 como los autos sus luces,
vuelve el cuento del ahorcado del puente,
 quizás lo vea tirándose atado a una cuerda,
o la casa abandonada, donde de día duermen los brujos, no así de noche,
de noche no se ve la bandera en la cumbre del cerro verde,
la autopista se adorna como árbol de pascua,
los peladeros son observatorios ufologicos,
mi cansancio y un cigarro
sentado-esperando

ese maldito colectivo que anda sonámbulo.

El ultimo mosquito me pica el cuello,
un par de camiones aun trabajan,
las mandíbulas de la moledora de rocas ya se pueden oír,
el avión de las 3:00am gira y fija rumbo para Alemania,
el tren se hace presente con pacifico ritmo
 dejando un saludo con ecos trémulos,
las casas se apagan, las plazas cobran vida,
el perro del vecino y el vecino perro ladran cerrando las ventanas,
buenas noches, se apagan los televisores,
no pudiste perderme camino Rinconada.

Rinconada-Maipú/Santiago-Chile

No hay comentarios:

Publicar un comentario