9 may. 2011

Reviviendo 15%

Creí alguna vez, y eso de creer tiene algo de fe.
Se puede derrumbar el mar y un hombre podría rearmarlo
¿Pero quién construye un hombre que es arena?


Salte de la cuerda que se estira a ras de suelo
creyendo que es floja y peligrosa;
cumplí 25 años tratando de caer 
y el cielo nunca avisa que nadie te sujeta.


Si la reflexión me dijera algo de una sensación
y no me dejase hesitar de mis propias dudas.
Si hubiera dejado de caminar con las manos
y mi corazón de respirar al lado de un muerto.


Y, si…


Ya no completo lo que sigue luego de esos tres puntos;
por confianza construida con errores,
pieza a pieza, como el de un cubo rubik,
inseparables para el todo
pero desiguales para completarse en uno.


Demasiado consciente de que hacer nada
puede generar cualquier tipo de mecánica;
nunca correcta porque no esperas nada
no así errónea porque sin nada todo es algo.


Entonces me entrego a los años según los números
y siento como se vuelven biológicos los meses,
ya los ojos tienen novelas escritas 
y la boca demasiado testigo de lo que dije.


Veo a mi lado lo mismo pero más de hoy,
entendiendo que veo mejor cada día que se enciende,
aprovecho esa luz para dejarme mensajes
flotando en virtuales cofres secretos.


Seleccionando las rutas de mis caminos despejados,
adjuntando las fechas,
dejando migas de alma;
para re-visitarme, encontrarme y recordar lo que no hice.


Realidad, y solo a ti te interrogo,
¿Porque golpeas tan fuerte al sentirte descubierta?

1 comentario:

  1. pero solo que buen entendedor de las realidades diarias si muy sabias palabras las respuestas aquí un beso niño

    ResponderEliminar