30 jul. 2011

7.000.000.001...


7.000.000.001
Humanos en la tierra.


Uno en un millón
o un millón de unos?


Singularidad con sentimiento de soledad,
violenta forma de concepción
con nombre de banda musical: big-band(bang)


Somos humanos extraterrestres ocupando el vacío
en la tela inflacionaria expansiva del eterno avance.


Vamos viajando rápido.
Vamos y sin pausa.
Nos lleva la vida.
Nos vive la vida.
No somos la vida;
la vida nos vive matemáticamente.


Cometemos errores;
benditos errores,
que no son más que opciones de la dinámica.


¿Bueno o malo?
Como si supiéramos el significado
o tuviéramos la posibilidad de saber lo que pasara;
cortoplacistas ingenuos.


Es que nos gusta matar .
Dominar y ganar.


Vean a los norcoreanos
odiando a los norteamericanos.


Que paso.
Quien nos enseño.


Vean la religión,
 separando al espíritu humano
 de la naturaleza omnivalente.


La primera lanza se lanzó por error,
balas en vez de una conversación,
es que somos palabras e información,
imaginación, ingenio, adaptación,
dioses capaces de algo llamado creación.


Que dijo el chamán
¿Quién le dijo?¿Quién la habla?


Cual arma subyugo a la paz.
Como es que roma influyo tanto.
Como es que china milenaria
se escondió tanto tiempo.


Quien dijo que lo mejor se mide en cantidad.
Porque el amor se vende en películas.
Porque el sexo genera dinero.


Que paso.
Quien nos enseñó.


Será el padre con su impulso de penetrar.
Será la madre protectora y el lazo umbilical.


Será ilusión.
Será holograma.


Estamos corriendo al fin confundidos por la competencia.


Donde termina el juego del niño
y comienza la calma del viejo



El único invento,
la pregunta.


La única meta,
respondernos.


La única evolución posible
es llegar a vestirnos de dios
para diseñar como artistas sublimes
lo que vendrá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario